¿Cómo adaptar tus productos a la economía circular?

Tabla de contenidos

Fuente: ElPeriodico.com

¿Puedes ser sostenible y a la vez competitivo en el mercado?

Es una pregunta que aunque en su definición parezca un contrasentido, poco a poco, los jugadores clave del mercado nos van enseñando cómo los procesos ecológicos no sólo no están reñidos con el éxito comercial, si no que con una estrategia bien definida, pueden llegar a mejorarlos sustancialmente. Y eso es incluso más cierto en la industria retail dónde el consumidor percibe una mejora inmediata en los productos físicos. 

Pero como toda nueva fe siempre cuestionada al principio, necesita de un ejemplo, uno o varios redentores al que los fieles puedan tomar como ejemplo. En los últimos diez años, empresas precursoras en sostenibilidad en el mercado nacional y regional como Ametller Origen, han ido marcando y allanando el camino para demostrar que cualquier empresa, desde una cotizada en el NASDAQ o un pequeño comercio de barrio pueden introducir la sostenibilidad en sus procesos no sólo para salvaguardar una reputación en RSC sino para mejorar sus mercados, ganar en eficiencia y sobre todo, conectar con una demanda que está dispuesta a pagar el impuesto ecológico.

Todos estos pioneros tienen algo en común. La sostenibilidad se encuentra en la raíz de sus procesos internos y como consecuencia, se acaba reflejando en el producto. Huyendo del marketing millennial del “mis productos son 100% naturales”, Ametller parte de la base de crear una política de sostenibilidad traducida en una constante inversión para la mejora de sus procesos productivos. Como resultado, acaban produciendo productos finales a la imagen y semejanza de esta sostenibilidad endógena. Como diría el gurú del marketing, Simon Sinek, en su teoría del círculo dorado: “Teniendo un “Por qué (Causa), acabamos teniendo un Qué (productos y servicios)” y no hay mejor por qué, que el de orientar sus procesos a la economía circular.

La última gran inversión de Ametller ha ido destinada en construir el Agroparc del Penedés, una ciudad agrícola con 180 millones de euros, cuidadosamente diseñada para que todos los procesos estén cuidadosamente interrelacionados y dirigidos a una eficiencia de costes y de producción. En el Agroparc van a convivir árboles frutales, granjas, invernaderos tecnificados, placas fotovoltaicas y sistemas de reutilización y purificación de agua. Como novedad, crearán unos invernaderos tecnificados donde se controlará la luz, el calor, el nivel de crecimiento y la calidad organoléptica de los cultivos a través de la tecnología. Cuestan unos dos millones de euros pero a cambio, pueden llegar a multiplicar por seis la producción. Nadie ha dicho que la sostenibilidad sea barata, pero la productividad bien lo vale. Es tal el compromiso que tienen con desarrollar la conciencia de la economía circular que prevén incluir en el proyecto un centro de formación e investigación, en convenio con universidades locales e internacionales para instruir «a los técnicos agrícolas del futuro».

Ametller es solo un ejemplo de cómo una empresa con una propuesta de valor muy clara, pasa de la lección a la acción a través de la inversión y creación de estructuras a futuro en pos de la economía circular. En Innovaretail, la sostenibilidad y el impulso de la economía local es uno de nuestros valores fundamentales y por ello compartimos este caso para ejemplificar que la adaptación y creación de procesos sostenibles no es un impedimento, si no un apoyo de cara al servicio y la propuesta final de toda clase de empresa. En el caso de la industria agroalimentaria la preparación de los procesos está muy clara, la eficiencia en la plantación y consumo de recursos naturales. En nuestro caso, la renovación de espacios y creación de soluciones para el retail, ponemos en práctica planes para la optimización de procesos de fabricación y la elección de proveedores en cumplimentación de los estándares de calidad. 

El particular Agroparc de Innova lo tenemos en nuestra fábrica y procesos de calidad, reflejado en el informe de impacto medioambiental. Se trata de un análisis detallado que ofrecemos para cada solución a nuestros clientes para calcular el impacto, según los materiales y los procesos que lo componen, de sus productos a medida para que sean conscientes de su huella ecológica y tengan la oportunidad de reducirla. En el informe se calcula la sostenibilidad a través del análisis de cinco áreas que cubren todos los procesos de fabricación: la extracción, el procesado, el transporte, la usabilidad y el reciclaje. 

Sostenibilidad Innovaretail

Fuente: Informe de impacto medioambiental de Innovaretail

El camino a la economía circular empieza por pasar de la teoría a la práctica. Cada entidad tiene que analizar el impacto medioambiental subyacente en el ofrecimiento de sus servicios e invertir en procesos y mecanismos para reducir su impacto, con la ventaja de que a largo plazo le pueden repercutir grandes beneficios. Porque lo que hoy parece un impacto en el balance para el departamento financiero, mañana se convertirá en el mejor activo corriente de cualquier grupo que se jacta de ser sostenible.

Fuente de la Noticia

lo más visto

Categorías

También te puede interesar